Escrutinio Digital

Aprender con la Historia

Policarpo Soler: El trágico final de un gánster internacional.

Policarpo Soler: El trágico final de un gánster internacional.
Related image
Por José C. Novas.
Policarpo Soler fue un reputado espía al servicio del dictador Trujillo cuya vida terminó como acaban los aces del bajo mundo: acribillado a balazos. Había nacido en Cuba donde fue policía, alcanzó el rango de oficial y ganó reputación de pistolero a sangre fría. Su relación con el gobernante dominicano inició cuando estaba exiliado en México después de la caída del primer gobierno de Batista, en esa época Soler fue el artífice de una denuncia atribuida a las intrigas de Trujillo con el Presidente cubano Grau San Martín, Soler hizo publicar en un periódico de México que Grau San Martín “estaba tolerando un complot para atacar el gobierno de la República  Dominicana”.
De acuerdo a lo que manifiesta el doctor Joaquín Balaguer en su libro “Memorias de un Cortesano de la Era de Trujillo”, Policarpo Soler era un “delincuente internacional” y afirma que una vez Soler llegó a Ciudad Trujillo y entró en relación con el generalísimo, caminaba los pasillos del Palacio Nacional con aire de príncipe y acaparó prácticamente todo el tiempo de trabajo en el despacho del Jefe. “Era difícil acercarse al escritorio de Trujillo para tratar asuntos de Estado en aquellos días”, afirmó el doctor Balaguer.
Existen distintas versiones sobre la forma en que fue asesinado Policarpo Soler en Ciudad Trujillo, una de ellas afirma que fue fusilado en la cárcel de la Victoria por órdenes de Johnny Abbes García, otros reportan que Policarpo Soler desapareció en la capital dominicana y al igual que su mujer, nunca se supo como murió. Un amigo nuestro (ahora en edad avanzada, y que pide reserva de su nombre) trabajaba en el Palacio como asistente del Secretario de Estado Manuel de Moya Alonso, nos dio su versión sobre el enfrentamiento en que murió el sicario cubano.
Según nuestra fuente, el señor Policarpo Soler trabajaba muy de cerca con Trujillo y actuaba como su testaferro en una cuenta que Trujillo puso a su nombre en el Banco de Reservas de la República, en esa cuenta fueron depositados miles de dólares, supuestamente para financiar el derrocamiento de Fidel Castro en Cuba; a Trujillo le informaron que su hombre de confianza estaba transfiriendo grandes sumas del dinero a una cuenta a nombre de su esposa en un banco de Miami, por lo que el dictador le ordenó al administrador Juan Morales que no permitiera retiros de la cuenta que estaba a nombre de Policarpo Soler en el Banco de Reservas.
La medida fue implementada por Morales lo que alteró el temperamento de Soler y éste frente al funcionario dijo “que Trujillo quería robarle su dinero”, la frase no tardó en llegar hasta el despacho del Jefe en el palacio y ambos Soler y Morales fueron requeridos a la oficina del dictador. El hecho ocurrió la mañana del 17 de Agosto de 1959; nuestro informante manifiesta que no sabe lo tratado en la reunión, pero al salir los ánimos de los participantes parecían alterados, los dos bajaron de la segunda planta y abordaron al auto de Juan Morales; mientras regresaban al banco Policarpo Soler sacó su revólver y disparó varias veces matando a Juan Morales e hiriendo gravemente al chofer Francisco Raul Odiat y emprendió la fuga.
Tras el hecho Soler se dirigió a su vivienda a recoger su esposa, que al momento no se encontraba en el hogar y a tres sobrinos que vivían con él. Los sobrinos al parecer formaban parte de una pandilla de sicarios, porque años atrás sus nombres fueron mencionados en unos crímenes ocurridos en México mientras Policarpo vivía como refugiado político.  Junto a los sobrinos se transportaron hasta el kilometro 7 de la carretera Sánchez y allí abandonaron el auto de Policarpo, penetraron a un potrero y se ocultaron en unas cuevas rocosas por las cercanías del hotel El Embajador.
Los agentes del SIM rastreaban la capital sin dar con el paradero. El día 22 de Agosto, la falta de agua y alimentos hizo que los fugitivos salieron en busca de provisiones y una patrulla del servicio de inteligencia SIM los enfrentó a tiros en unos matorrales cerca a la urbanización “Paraíso”, donde es hoy el parque Mirador Sur, junto a Policarpo Soler, cayeron los sobrinos Agapito Soler, Raúl Omar Herrera Soler y Claudio Soler de la Cruz la esposa desapareció y no se sabe si la mataron o si escapó del país.

Notice: Undefined variable: args in /home/cnovas2k/escrutiniodigital.com/wp-content/themes/volt/functions.php on line 227

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Tweets Recientes
Siguenos